En materia de energías renovables, Gonzalo Piernavieja ha planteado, en la mesa redonda, que el ITC ve una posibilidad importante en conseguir que Canarias sea pionera en conectar, sin pasar por la red, plantas desaladoras a generadores de energías renovables, lo que “en lugares con mucho viento puede tener grandes resultados”.

El director de El Laboratorio y arquitecto Fernando Menis ha planteado el tema de la energía del mar y las posibilidades de Canarias en esta materia. Sin embargo, Piernavieja ha comentado que “las islas no tienen espacio en tierra suficiente para instalar los molinos de viento necesarios, por lo que tendremos que acudir a los parques eólicos marinos y la energía de las olas, cuya tecnología todavía está por desarrollar”.
José Jiménez ha destacado “la importancia del compromiso personal para el desarrollo en Canarias de tecnologías pioneras, no sólo de las entidades públicas y privadas, sino también de los consumidores finales, de los ciudadanos”.
La energía nuclear y los desgraciados acontecimientos ocurridos en Japón han sido asunto de debate también en esta mesa redonda. En este sentido, los ponentes han señalado la mayor gravedad del caso de Chernobyl en Europa y han manifestado que ven poco factible que en los próximos años ningún país acometa la construcción de nuevas centrales nucleares, tras lo ocurrido en el país asiático.