Acaba de comenzar la última actividad de la jornada La arquitectura como atractor turístico. Patrimonio histórico, turismo y desarrollo económico, dentro del Tank Festival 2010/11, organizada por la Asociación Amigos del Espacio Cultural El Tanque. Se trata de un diálogo en el que participan Hanns-Dietrich Schmidt (director de Programación y Relaciones Internacionales de Ruhr 2010), María Dolores Camalich Massieu (arqueóloga y presidenta de la Asociación Amigos del Espacio Cultural El Tanque), Pilar Roig (catedrática de Restauración de la Universidad Politécnica de Valencia) y Dulce Xerach Pérez (abogada y vicepresidenta de la Asociación Amigos del Espacio Cultural El Tanque). Precisamente esta última participante ha presentado el diálogo explicando que la Asociación organizadora de esta jornada lleva 13 años intentando proteger El Tanque y que, además, estaba muy interesada en aprender del caso del Ruhr ante el declive que en Tenerife está experimentando el turismo y la necesidad, por tanto de una reconversión. Xerach ha comentado, además, que la Asociación también tiene mucho interés en el ejemplo alemán de cara a la refinería que en Santa Cruz de Tenerife se está planteando que desaparezca.

Pilar Roig y María Dolores Camalich Massieu han preguntado a Schmidt sobre la planificación previa al desmantelamiento industrial, así como sobre la catalogación del patrimonio, entre otras materias. Al respecto, Schmidt ha explicado que en el caso de la región alemana Ruhr, al contener tantas ciudades (53) existe una asociación que actúa a modo de parlamento entre ellas, donde se debate y deciden muchos aspectos. Sobre la decisión de catalogar los elementos como patrimoniales, el especialista ha afirmado que “es fundamental contar con la opinión de la población a la hora de decidir mantener o no un edificio, así como qué patrimonio quieren que los visitantes y los habitantes locales del futuro conozcan”. Asimismo, Schmidt ha añadido que “en ocasiones, los políticos tienen una visión diferente de la población y surgen así ‘luchas’ en esta materia, por lo que no es un tema fácil, puesto que cada persona lucha por sus ideas”. Al respecto, Dulce Xerach Pérez ha añadido que “incluso dentro de la política, los responsables culturales tienen dificultades a la hora de intentar cambiar la mentalidad de una isla que recibe diez millones de turistas con el concepto sol y playa”.