De nuevo en esta segunda jornada de este encuentro internacional se ha puesto como ejemplo de icono arquitectónico el Museo Guggenheim en Bilbao. Para Dietmar Steiner, este edificio, diseñado por Frank Gehry, tiene un impacto turístico auténtico pero “el problema es su arquitecto, porque muchos proyectos de Gehry son similares, demasiado parecidos”. 

Steiner ha mostrado, como ejemplo de uno de los mejores edificios nuevos del mundo, el Birds Nest, en Beijing. Sobre la política de las autoridades chinas, Steiner ha comentado que tienden a la contratación de grandes figuras internacionales para realizar sus infraestructuras y mostró también un aeropuerto como ejemplo, aunque destacó que muchos de los proyectos realizados no se utilizan en su totalidad o como estaban diseñados en un principio. 
Pero el director del Architektur Museum de Viena también ha mostrado imágenes de algunos diseños ambivalentes y con resultados negativos, como el Museo Mercedes en Stuttgart, el BMW-World en Munich o el Paheno de Zaha Hadid en Wolsburg. Este último se construyó para conectar la estación de tren con el puente hacia el Volswagen World, pero “el concepto falló, puesto que el espacio público es oscuro y poco confortable”.