El diseñador Pepe Valladares ha iniciado su conferencia ofreciendo algunas imágenes de productos de venta al turismo y de servicios en Canarias que dejan mucho que desear, con modelos antiguos y poco innovadores. También ha mostrado ejemplos de diseño positivos, como el Aeropuerto de Los Rodeos o el Hotel Abama y el TEA Tenerife Espacio de las Artes, entre otros.

Valladares ha explicado cómo, desde la gestión y la práctica del diseño, se puede dar respuesta a la situación de crisis económica actual.
Este especialista ha comentado que el diseño no sólo puede realizar productos tangibles sino ayudar también en la configuración de los servicios, un ámbito que está todavía por desarrollar y que está creando un nuevo perfil de diseñador, para acompañar a la alta dirección de las empresas desde la propia génesis del producto.
Valladares ha destacado que el diseño es sostenible y ofrece una alta rentabilidad en cuanto a los costes y las pocas infraestructuras que requiere. Además, ha destacado su papel en “la reconversión de las instalaciones hoteleras, la identificación de nuevas oportunidades, la creación de productos de consumo turísticos y la mejora de nuestra imagen global turística”.