Acaba de iniciar la jornada de tarde el vicerrector de Comunicación, Política Lingüística y Alumnado de la Universidad de Deusto (Bilbao), Roberto San Salvador, con el título
Futuros posibles a partir del fenómeno del ocio. Profesor del Instituto de Estudios de Ocio, San Salvador ha empezado por definir la palabra ocio, que considera un fenómeno social de complejidad creciente, que ha ido evolucionando. Este docente ha comentado que el ocio del siglo XXI tiene mucho que ver con el paradigma científico tecnológico, con el desarrollo de los transportes y la inclusión de tecnologías en los hogares, que cambió, de forma radical, los conceptos de tiempo y espacio. San Salvador reflexionado sobre el “tiempo social”, donde las personas no se rigen por el ritmo de la naturaleza como antaño, sino por el que se ha establecido como costumbre. Además, cada individuo tiene su tiempo personal. Esto ha producido un modelo de sociedad donde el tiempo “se ha acelerado”, lo que, en el ámbito del entretenimiento ha desembocado en un “fast ocio”.
Este “estrés vital” ha impactado, según San Salvador, en la programación, en los horarios, en la reducción de tiempos en cartelera y de la duración de actividades y eventos. En este sentido, el profesor del Instituto de Estudios de Ocio ha reflexionado si tenemos que continuar con un modelo de ocio que “fomenta la aceleración del tiempo” o si debemos programar de otra manera.