Los ciclos del agua necesitan energía, tal como ha señalado Gonzalo Piernavieja, que ha afirmado que “consumen el 15% del gasto energético en Canarias, en plantas desaladoras y bombeo”. El especialista ha destacado “el enorme potencial de las energías renovables en unas islas que dependen casi en su totalidad del exterior en el sector energético”.

Sobre el Plan Energético de Canarias, Piernavieja ha explicado que es el instrumento de planificación sectorial y “persigue unos objetivos muy ambiciosos en materia de renovables”.
Este especialista ha informado sobre algunos proyectos singulares que se están llevando a cabo en Canarias y en el ámbito internacional, como reducción de consumo de energía en los ciclos del agua o aplicación de energías renovables en los mismos (lo que ya está desarrollando desde hace años el ITC), así como la reutilización del agua en la agricultura.
En este sentido, los sistemas de desalación también pueden nutrirse de energía renovable. De hecho, tal como ha comentado Piernavieja, Canarias fue la primera en instalar un parque eólico aislado en la red del mundo, de manera que una desaladora pudiera ser accionada por energía eólica.
Otro de los proyectos pioneros es la central hidroeléctrica de la isla de El Hierro, que la convertirá en el primer territorio insular del mundo con su índice de población en ser autosuficiente en materia energética.