Según ha comentado Pilar Parejo desde hace catorce años se sabía ya que había que cambiar el modelo, pero no se ha podido aplicar por múltiples factores, entre ellos las dificultades para, “en época de vacas gordas, convencer a los implicados que hay que cambiar el modelo, lo que ha hecho que nos quedemos en el círculo vicioso de bajar los precios, reducir la inversión y obtener un producto poco completo que atrae a un cliente poco sofisticado y que, por tanto, genera cada vez más rentabilidad”.

Esta experta en turismo ha propuesto una solución: “desarrollar nuestra ventajas competitivas e innovar para obtener un producto más completo que atraiga a un cliente sofisticado, que paga más, obteniendo así una rentabilidad cada vez mayor”. Pilar Parejo ha añadido que debemos mantenernos en “los océanos azules”,  en aquellos destinos con servicios turísticos de vanguardia, que mantengan la ventaja en beneficios e introduzcan novedades cuando el producto madura.
Parejo ha analizado también el cambio en los hábitos de consumo, ya que la composición de las familias ha variado y el turista ha ampliado sus valores a otros elementos como la decoración, la tecnología, la salud y la calidad de vida. Esta especialista ha asegurado que “en Canarias el sector no es capaz de ofrecer un servicio novedoso al visitante que llega por segunda vez, por lo que ya no vendrá una tercera”. Además, Parejo ha criticado que no se rastreen nuevos clientes con poder adquisitivo alto, porque se prefiere mantener la masa del paquete turístico”.