Otro de los temas planteados en este diálogo ha sido la legislación que afecta a este sector. En este sentido, uno de los asistentes ha comentado las dificultades que se encuentra el hotelero al iniciar una renovación de sus instalaciones, por las leyes y planes urbanísticos obsoletos y, en muchos casos, rígidos. A este respecto, Pilar Parejo ha puesto como ejemplo las dificultades con las que se encontró cuando intentó cambiar el plan de restaurantes y bares de 1964. Según esta especialista, “no es un problema de la voluntad de un político, sino que se tiene que producir una catarsis porque esta situación sólo se cambia si ponemos de nuestra parte todos”. “La Administración tiene que cumplir con su parte pero todos tenemos una función que cumplir para conseguir el cambio”, ha añadido. Ante la pregunta reiterada de los asistentes sobre qué medidas hay que tomar, Parejo ha señalado que “necesitamos confianza, un buen plan y ser capaces de que todo el engranaje, tanto la Administración como la Sociedad Civil se impliquen”. 

Por otra parte, Pilar Parejo ha advertido que, una vez acabada la crisis, “continuaremos sintiéndola, porque tenemos una crisis de oferta y una falta de diferenciación como destino”. 

Esta experta ha insistido en la necesidad de diferenciarnos de otros destinos. En este sentido, ha destacado los planes que se están ideando en Marruecos, que tienen gran calidad, por lo que tendremos los competidores muy cerca de nuestra localización geográfica.