Federico García Barba, presidente de la Demarcación de Tenerife, La Gomera y El Hierro del Colegio Oficial de Arquitectos ha iniciado su conferencia con un análisis de una situación marcada por el retroceso y deterioro de las condiciones económicas de Canarias, con un fenómeno de emigración que ya se está dando de población canaria al exterior.

García Barba ha puesto sobre la mesa el exceso de construcciones para viviendas, con un stock de 35.000 sin colocar. Además, ha señalado que “legislación urbanística se ha convertido en un corsé insalvable para lograr un cambio en la situación económica actual”. Asimismo, ha comentado que las administraciones públicas son “excesivas, burocratizadas e ineficientes” que se demuestran cuando cualquier profesional tiene que enfrentarse a grandes obstáculos administrativos a la hora de acometer el proyecto. García Barba ha señalado como otro de los problemas a la clase política “por su escasez de liderazgo, con luchas internas y constantes declaraciones de intenciones”.
El Presidente del COAC en su Demarcación de Tenerife, La Gomera y El Hierro ha aportado datos del brutal descenso de la actividad profesional en Tenerife, con un 65% menos en 2010 respecto al año anterior y un 74% de descenso global en los últimos tres años. García Barba ha hablado de tres momentos que han contribuido a esta situación: la desaparición del mercado de la construcción turística [hoteles y apartamentos], la extrema ralentización de la producción residencial, sin creación de viviendas de protección y libres y el recorte en la producción de dotaciones e infraestructuras públicas.