El arquitecto y director de El Laboratorio, Fernando Menis, ha señalado que el proyecto es una sucesión de ideas, “un sueño, una ilusión para Puerto de la Cruz, que tanta falta le hace”. Para Menis, en la ciudad del norte de Tenerife, “sí hay una intención de mejora urbana, pero hay un problema de desorden y diseño”. 
Los asistentes han podido observar diferentes imágenes de modelos innovadores no sólo urbanos, sino tecnológicos, gastronómicos, etc, que muestran la importancia del diseño y su utilización adecuada. Menis ha señalado la importancia de que el modelo de las islas turísticas perdure, que no quede obsoleto, para lo que es fundamental la innovación.
El arquitecto ha incidido también en los posibles modelos turísticos, como el mantenimiento de las zonas naturales vírgenes, de los pueblos tradicionales, o la evolución hacia nuevas ofertas turísticas basadas en diversos hobbies o realidades físicas de los turistas (como nuevos restaurantes que han surgido para personas con ceguera, en los que los camareros tampoco pueden ver). Fernando Menis ha finalizado su conferencia insistiendo en los objetivos de El Laboratorio, que continuará trabajando en fomentar la innovación como eje fundamental de actuación, tanto en el presente como en el futuro.