Dentro de esta Visión Estratégica Link City Tenerife 2010-2035. Anillo del Teide, elaborado por la fundación Positive City que preside Antón García-Abril, se dan una serie de medidas necesarias para un desarrollo adecuado de la isla, como son detener el consumo del suelo, paralizar la presión de la construcción sobre el litoral a favor de la puesta en valor del paisaje, iniciar acciones de recuperación mediante demoliciones selectivas y regenerar el tejido urbano en busca de una identidad local. Además, según este estudio, es fundamental crear nuevos sectores rentables y positivos. Según ha comentado García-Abril, lo ideal es que “todos los edificios tengan una ventana al Teide y otra al mar”.

Para llegar a esta situación ideal, esta visión estratégica propone la creación de un nuevo eje habitable y que se pueda recorrer sin afectar a los recursos mediambientales. Este eje, denominado link city, distribuye las infraestructuras y no sólo detiene el consumo del suelo, sino que lo produce. Este modelo de ciudad propone unas instalaciones urbanas que se superponen un sustrato, bajo las que se encuentran las vías de acceso y conexión.