Una asistente se ha interesado por la opinión de los empresarios, ya que desconoce sus peticiones a la Administración y “a ellos mismos”. Además, ha manifestado su creencia en que “los dueños de los hoteles no están tan mal y, por tanto, no necesitan pensar en la innovación que puede implicar un riesgo”.  En este sentido, Pilar Parejo ha explicado que sí que hay iniciativas innovadoras que están llevando a cabo grandes cadenas y que el sector no es inmovilista en su totalidad, pero el problema es que las medidas no están coordinadas entre los propios empresarios ni entre el sector turístico y privado. 

Parejo ha aludido también a la importancia de la formación y ha puesto como ejemplo la apuesta por los campos de golf que, cuando se inició en Canarias, se tuvo que contratar a personal inglés para su mantenimiento, ya que no existía una formación en las islas al respecto que, a raíz de esta experiencia, se inició en colaboración con la universidad. 
También se ha preguntado por la situación de otros lugares y, en este sentido, Pilar Parejo ha aludido a destinos turísticos en Baleares y Cataluña que también tienen el problema de una situación obsoleta de los destinos y la planta alojativa. Estos territorios también están planteándose planes de rehabilitación.